decoración y hogar

Dormitorio principal: 5 Claves para un buen descanso

Es bien sabido que el dormitorio principal acostumbra a ser el protagonista de una casa, por eso queremos que descubráis con nosotros cuáles son  las principales claves para un buen descanso.

La base para mantener una buena forma física y mental, gracias a la cual podemos trabajar de una manera mucho más eficiente, así como concentrarnos, memorizar y llevar nuestro día de la manera más óptima.

 

Cómo diseñemos y ordenemos nuestro dormitorio puede llegar a resultar fundamental en nuestro reposo, es por eso que queremos ofreceros cinco claves para que vuestro descanso sea el que siempre habéis soñado.

Una repartición adecuada

Una buena cama es un elemento prioritario a la hora de un buen descanso. Según los principios del feng shui, la mejor opción pasa por orientar el cabecero de la cama hacia la pared, de modo que se pueda acceder desde los tres lados restantes, siendo además, totalmente desaconsejable colocar la cama de tal forma que nuestros pies se orienten hacia la puerta. Debemos encontrar la dimensión de ésta que más se adapte a nosotros y, en medida de lo posible, colocar la cama lo más lejos posible de la ventana.

 

Otra de las cosas a tener en cuenta a la hora de elegir los mejores elementos de nuestro dormitorio, es el colchón por el que tanto vale la pena invertir, uno de esos que ofrecen una gran noche, en un mal día.

 

¡La ropa de cama también influye en la calidad del sueño! Lo mejor es escoger almohadas y edredones hechos de materiales sintéticos especiales que no causen alergias. Además, transpiran el aire permitiendo el paso del fresco en nuestras noches de calor y reteniendo el calor en las noches de invierno.  Las fundas, por otro lado, deben ser confeccionadas con materiales naturales como el algodón o el lino, porque permiten que la piel respire a la vez que absorben la humedad.

Discreción en nuestro dormitorio

Se recomienda que el dormitorio principal este lo más separado posible del resto de habitaciones de la vivienda, buscando garantizar una atmósfera lo más íntima posible. La intimidad de nuestro dormitorio empieza en su puerta, que aconsejamos aísle lo máximo posible la estancia, restringiendo cualquier sonido o luz de otras partes de la casa.

 

Lo mismo pasa con las ventanas, la puerta al exterior de nuestro dormitorio. Si buscamos la mejor solución para nuestro descanso debemos pensar en ventanas de PVC, que proporcionan un eficiente aislamiento térmico y acústico, además de contar con gran durabilidad y proporcionar un plus de seguridad dado que vienen acompañadas de un certificado de seguridad RC2.

 

Puede ser recomendable que nuestras ventanas estén orientadas hacia el este, pues de este modo el ritmo del día coincide con nuestro reloj biológico: nos despiertan los rayos de sol al amanecer y cuando nos acostamos, disfrutamos de un fresco agradable. Además, para aquellas personas que les incomode despertar con la claridad del día, es plausible elegir cortinas de tonalidad más oscura, de esta manera no traspasará la luz.

Una buena iluminación

La iluminación debe ser cálida y tenue en los momentos previos al descanso,  a la par que fresca e intensa al amanecer. Para lograrlo, se puede usar una gran variedad de focos que debemos colocar estratégicamente. Un error muy común que solemos cometer, y del que no nos percatamos, es situar un único punto de luz en el centro de la habitación, la cual inevitablemente proyectará sombras, no permitirá la lectura y la realización de otras actividades de la forma más cómoda. 

 

Para una iluminación general que englobe nuestro dormitorio puede resultar interesante la utilización de luces indirectas que bañen las paredes sin que éstas sean visibles. Además, si se duerme acompañado, es imprescindible dotar los laterales de la cama con puntos de luz independientes. 

 

Las luces halógenas proporcionan un tono sugerente pero con el inconveniente de generar mucho calor. Las luces LED pueden ser la fuente más recomendable, ya que existe en el mercado todo un abanico de formatos y tonos suficientemente versátiles como para ser usados de la manera que más nos convenga  en nuestro dormitorio.

el color

Otra de las claves a la hora de decorar tu dormitorio principal para garantizar tu descanso, es la elección de colores. La opción más acertada es alejarse de las tonalidades más llamativas y optar más por colores neutros.

 

Calidez y suavidad para nuestras paredes y nuestros muebles dejando los tonos mas sugerentes para detalles más específicos de nuestro dormitorio, permitiendo así que resalten más.

 

 

Orden y ausencia de electrónica

Estaremos de acuerdo en que todos deberíamos descansar en un entorno ordenado. Para ello, conviene empezar por deshacernos de todo el equipamiento innecesario que este provocando el caos en nuestro dormitorio sin darnos cuenta. Todo lo innecesario de nuestro hogar constituye el principal obstáculo para el flujo de energía ideal que todos buscamos en nuestro descanso.

 

Además, resulta imprescindible para resaltar cualquier estilo decorativo del hogar que primero, éste, se encuentre ordenado, tratando de contar exclusivamente con muebles y complementos que faciliten nuestro día a día.

 

Hoy más que nunca trabajar en el hogar se ha convertido en tendencia, por ello sería adecuado separar la zona de trabajo de la zona de descanso de la forma mas clara posible, ya que los aparatos electrónicos pueden interferir en nuestro descanso. Además, con el fin de evitar el campo electromagnético que producen los aparatos electrónicos y sus perjudiciales efectos, recomendamos vaciar nuestros dormitorios de éstos y leer un buen libro antes de dormir.

Estas son algunas de las claves que os recomendamos desde Velzia para conseguir un buen descanso.

¡No te pierdas nuestros tips y consejos en nuestro Blog! ¡Novedades todas las semanas!